BUÑOL, ESPAÑA

REGENERACIÓN URBANA DE CEMENTERA ABANDONADA

PROYECTO

El proyecto son dos componentes, el área de la universidad situada en el cerro, y la zona deportiva ubicada en la explanada que divide la trama urbana de Buñol con la cementera. La universidad en sí se conforma de dos cuerpos, la privada es en donde se ubican los dormitorios, comedores, etc., y la publica, que es donde están las aulas, talleres, laboratorios, biblioteca, oficinas de administración, etc.

Cada una de estas partes están unidas por un elemento ordenador, las pasarelas, que salen desde la plataforma más alta, se desplazan más de 70 m. haciendo una conexión con las demás plataformas, pero sobretodo conectando visualmente a Buñol. Entre estos dos cuerpos se abre una explanada que desciende en forma de parque, pasando sobre la carretera nacional, hasta adentrarse en el estadio, que funciona como conexión directa de la cementera con Buñol. El estadio, con capacidad para más de 6,000 espectadores sentados, está enterrado para impedir la obstrucción visual hacia y desde la cementera y el pueblo. Por debajo del parque del estadio se encuentra toda la infraestructura necesaria para la propia funcionalidad de este, hay más de 21,000 m2 de aparcamiento público, hay locales comerciales, algunos con terrazas hacia la cancha, están las taquillas y los accesos a las butacas; y las instalaciones privadas del estadio cuentan con aparcamiento privado, con capacidad para autobuses, oficinas administrativas, vestidores, spa, gimnasio, sala de prensa, y salones de reunión. La accesibilidad ha sido pensada para que pueda ser en coche como peatonal. Se tomaron como base las huellas previamente existentes de los accesos peatonales para formar una trama de accesos hacia el proyecto, situando puentes que pasen por la vía del ferrocarril y por la riera.


El estadio está enterrado estratégicamente gracias a un estudio de movimientos de tierra para el ahorro de energía y capital, ya que la tierra que se excava para enterrar el estadio es la misma cantidad necesaria para erguir las gradas y que se extiendan hacia el exterior a través del parque.

© Brohez Arquitectos 2020